Los beneficios que se esconden en los arándanos

visibility280 Views comment 0 Comentarios Activos y Plantas

El arándano (Vaccinium myrtillus), un pequeño fruto azul originario de Norteamérica, puede encontrarse de dos formas: cultivado o silvestre. Ya sea para cocinar o para sanarse, el arándano nos gusta ya sea por su aspecto nutritivo como por el refrescante.

La composición mágica del arándano

Con su sabor ligeramente agridulce, el arándano tiene muchos beneficios para la salud. Como bien sabemos que los frutos rojos son ricos en antioxidantes, el arándano no falla en esta función. Además, esta baya azul tiene vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo: vitamina C, vitamina E, potasio, calcio... 

Consumir arándanos como parte de una dieta equilibrada es muy interesante: por 100 gramos de arándanos, un aporte energético de 60 calorías. Ligeramente dulce, el contenido de carbohidratos de los arándanos, equivale a unos 10 gramos por cada 100 gramos. Poco abundantes pero bien presentes, también encontramos lípidos, prótidos y ácidos orgánicos. Hay que decir que esta fruta lo tiene todo para ser amada.

El arándano para satisfacer nuestro apetito

El arándano se consume a finales del verano, de julio a septiembre. Este es consumido de diferentes formas: fresco, congelado, en jugo o en mermelada, pero también se utiliza mucho en la cocina para preparar pasteles y muchas otras recetas. 

Pero ten cuidado de no abusar, ya que el consumo excesivo de arándanos puede provocar efectos secundarios como problemas digestivos, debido a su contenido en fibra. Además, las hojas pueden ser tóxicas si se consumen en grandes cantidades.

5 razones para comer arándanos todos los días

Cabello sano

El arándano contribuye a la belleza del cabello y a la salud del cuero cabelludo gracias a sus antioxidantes. Promueve una buena irrigación del cuero cabelludo y facilita el suministro de nutrientes al bulbo piloso.

Una regulación de la tensión

El arándano previene la aparición de la hipertensión. Este ayuda a reducir la presión arterial por su contenido en polifenoles. También influye en otros riesgos cardiovasculares como la diabetes, el colesterol...

Un buen funcionamiento de la memoria

El arándano tiene un efecto positivo en la actividad cerebral. Gracias a los antioxidantes, mejora el rendimiento cognitivo permitiendo así, una mejor memoria. Además, tiene un aspecto preventivo sobre la enfermedad de Alzheimer.

Una mejora de la vista

El arándano es muy eficaz para prevenir los problemas oculares. Las antocianinas y los flavonoides actúan como protectores de las células oculares y mejoran la salud visual. 

Una buena circulación sanguínea

El arándano favorece la microcirculación sanguínea. Las sustancias responsables de su color azul (antocianinas) son conocidas por actuar sobre la circulación sanguínea. Estas ayudan a aliviar los problemas circulatorios, ¡para que puedas mantener tus piernas ligeras!

Nuestros consejos 

El arándano se puede consumir de diferentes maneras. Para aprovechar al máximo sus beneficios, te recomendamos consumirlo:

  • En su estado natural, es decir, fresco
  • Como tisana, dejar en infusión de 10 a 20 minutos
  • En forma de complementos alimenticios naturales

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre